Actualidad La Rioja Resumen Situación

Las fuertes heladas “congelan” las noches riojanas

Se cumplieron las previsiones que hacíamos hace una semana sobre las potentes heladas que se iban a dar en nuestra región. La segunda mitad de la semana pasada fue especialmente frías en lo que a mínimas se refiere en toda la comunidad. Curiosamente esta situación ha sido fruto de la imposición de las altas presiones sobre la Península Ibérica, que ha favorecido una importante irradiación del calor del suelo durante las noches. No se han dado invasiones de aire frío significativas, pero la estabilidad y la ausencia de viento han hecho el resto.

Aunque durante las noches previas al fin de semana ya se alcanzaron valores inferiores a los -5ºC en localidades riojanas, como Torrecilla; no fue hasta las madrugadas del viernes y especialmente la del sábado cuando las heladas se hicieron generalizadas, extensas y especialmente intensas. He elaborado el siguiente mapa con la interpolación de las temperaturas registradas durante la madrugada del 15 de Enero de un total de 65 estaciones meteorológicas.

Observamos que en general, los valores quedaron entre los -2 y -8ºC en toda la región, con la excepción de las estaciones de Yerga, Ocón y Villar de Torre que quedaron cercanas a los 0/-1ºC, algo sin duda atribuible a cierta inversión térmica. Destacamos los valores que se dieron en Cabretón donde la vega del rio Añamaza actúo de auténtico congelador durante esta jornada. Aunque no todas las estaciones de Alfaro registraron temperaturas homogéneas, la del SIAR registró nada menos que -6,8ºC. El valle del rio Cidacos (Quel y Autol), así como la cuenca media y alta del Najerilla (Arenzana, Alesanco y Anguiano) también acumularon mucho frío, hasta arrojar datos cercanos a los -5/-6ºC; así como en parte del recorrido del Oja (Casalarreina) donde también bajaron de los -5ºC. Las huellas de los dinosarios siguieron petrificadas con esos -5ºC que se registró en el entorno de Enciso o en Igea.

Puntualmente se dieron temperaturas igulamente bajas a lo largo del valle del Ebro, con los menos de 5 negativos en Agoncillo, los -4,9ºC de Haro, los -4,7ºC de Cenicero o los -4ºC de Calahorra. La capital y su comarca quedo “algo más cálida” con valores entre los -2 y los -4ºC.

Sin duda una situación atribuible a lo que climáticamente se denomina “las calmas de enero”. De momento seguiremos al menos una semana más con una situación muy similar hasta el miércoles aunque con matices: la entrada de aire frío durante el jueves y viernes, junto con el aumento del Cierzo y la nubosidad, favorecerá que las noches no sean tan frías. A cambio, las temperaturas diurnas se verán recortadas. Previsiblemente las heladas y su intensidad, volverán a toda la región en la jornada del domingo y lunes próximo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies