Actualidad La Rioja Meteo Nubes y Fenómenos

Isla de calor en las ciudades: ¿Qué es? ¿Por qué se produce? Isla de calor urbana.

Se trata de un fenómeno habitual en las grandes ciudades y los cascos urbanos densos, donde las temperaturas pueden registrar valores entre 2/4ºC superiores a los registrados en las áreas interurbanas o pueblos aledaños. Este fenómeno se debe en gran parte a los siguientes factores:

  • Menor evapotranspiración en la ciudad que en el campo, donde los materiales urbanos no son transpirables y la ausencia o limitación de zonas verdes imposibilitan el intercambio térmico con la propia atmósfera.
  • La generación de grandes proporciones de gases contaminantes producidos por la propia actividad antropogénica (CO2, NOx…) generan un pequeño efecto invernadero a modo de cúpula sobre la ciudad, reteniendo el poco calor que la ciudad es capaz de irradiar hacia la atmósfera.
  • El efecto de los materiales y su exposición al sol, que lo van emitiendo poco a poco durante la noche.

El fenómeno de la Isla de Calor, aunque también incide elevando las temperaturas diurnas en el centro de las ciudades, repercute en mayor medida en las noches, mucho más cálidas que las que se suelen dar en zonas alejadas, como barrios residenciales de la periferia, cauces de ríos o pueblos cercanos a las grandes urbes. Mientras que de día la diferencia apenas podría llegar a los +2ºC, durante la noche la diferencia puede llegar hasta 4ºC más, ya que los materiales urbanos siguen emitiendo el exceso de calor horas después de la puesta de sol.

Isla de calor en las grandes ciudades. La Rioja Meteo (Dani Benito)

LA ISLA DE CALOR DE LOGROÑO Y COMARCA

Pese a que la capital de La Rioja no es una gran urbe (150.000 habitantes) y tiene una ordenación alargada en perpendicular al Ebro, también podemos observar este fenómeno. Ponemos el ejemplo de los valores mínimos (nocturnos) registrados en varias estaciones meteorológicas no oficiales durante la madrugada del 18 de Julio 2022. Podemos observar una clara gradación térmica descendente a medida que nos alejamos del centro de la ciudad. Así, mientras que en el centro de Logroño se superaron los 24ºC, tan sólo 1 km al sur (inmediaciones de avenida de Madrid) la temperatura bajaba 1ºC. De tal manera, en Lardero, a unos 3 km del centro, ya encontrábamos hasta 2ºC menos (22,5ºC) y si nos desplazábamos hasta Villamediana, a unos 5 km del centro, registrábamos casi 3ºC menos (21,5ºC).

Ejemplo de Isla de Calor en Logroño y comarca (18 de Julio 2022)

¿PODEMOS EVITAR LA ISLA DE CALOR? VEGETACIÓN Y TIPO DE SUPERFICIE

Aunque no podemos controlar la gran densidad de población de las ciudades, si podemos “amortiguar” algunos de los factores que contribuyen al establecimiento de las islas de calor en las ciudades. Algunos de ellos son obvios, como:

  • Reducir el uso del coche en la ciudad y utilizar más el transporte público, la bicicleta, patinetes eléctricos o las piernas (que para algo están). Algunos estudios indican que con esta medida podríamos reducir la emisión de gases de efecto invernadero y reducir esa “pequeña” cúpula que contribuye a no dejar escapar el calor, una vez que ha caído el sol.
  • Llevar a cabo una urbanización con abundantes zonas verdes, fachadas con materiales más claros, pinturas reflectantes o jardines verticales. Diversos estudios muestran una relación directa entre la falta de vegetación y el aumento de las temperaturas urbanas.

La naturaleza del material de las superficies y su diferente exposición al sol es uno de los factores que más contribuyen a la generación de la isla de calor, ya que el hormigón, el asfalto o el ladrillo son capaces de alcanzar entre los 60 a 75ºC de temperatura con insolación directa, mientras que el césped (al sol) tan sólo supera ligeramente los 40ºC. En la siguiente infografía podemos comprobar las diferentes temperaturas que pueden alcanzar las superficies en una ciudad en función de su diferente exposición al sol.

Efecto del sol sobre las superficies y temperaturas alcanzadas. La Rioja Meteo (Dani Benito)

Asumiendo una temperatura ambiental de 37ºC, la diferencia entre el asfalto o las aceras a la sombra y al sol puede ser de hasta 30ºC más. Algo similar ocurre con los coches, que pueden llegar a convertirse en verdaderos hornos con más de 65ºC al sol. En este caso, ponemos el ejemplo de un edificio con una fachada de color blanco, que aunque se calienta, está más limitada. Caso de que la fachada sea oscura las temperaturas podrían alcanzar con facilidad los 50/60ºC.

Una de las mejores cosas que podemos hacer ante días calurosos, es buscar una zona verde con generosa sombra arbórea, nos podríamos ahorrar unos cuantos grados de calor…algo que a buen seguro, hemos hecho todos este verano. Las plantas transforman y absorben la energía solar durante la fotosíntesis, aumentando la evapotranspiración y reduciendo sensiblemente la temperatura ambiental, lo suficiente como para poder respirar.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies